Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights - Reinos del Caos
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Delewiel Peilo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
CondeCrapula



Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 04/08/2017

MensajeTema: Delewiel Peilo   Vie Oct 27, 2017 12:16 pm

Más allá de los lindes humanos, refugiados por kilómetros y kilómetros de frondoso bosque selvático, un pequeño, sencillo y autosuficiente pueblo élfico vive en paz con el mundo.

Fue por ese motivo que un grupo de monjes decidieron asentar allí su templo. Ellos mismos se hacían llamar “Los Buscadores”, pues en lugar de recorrer las sendas ya conocidas por otras ordenes de Monjes, decían buscar un concepto llamado “La Verdad”. Ellos sostenían, y al parecer disponían, de una recopilación de materiales recogidos de inimaginables fuentes, que ordenados y correctamente interpretados parecía narrar esta reveladora historia.

“Antes de la creación de este mundo, los dioses habían creado otro pensado para acoger la vida de sus creaciones preferidas. Esas creaciones eran poderosas pero incomparable con la de sus creadores claro está, sin embargo sus creaciones fueron reproduciéndose y creciendo más y más en número. Su poder, multiplicado por su población empezó a poner en peligro el orden natural esperado por los mismos dioses, que consistía en que ellos disponían desde arriba y sus creaciones vivían abajo. Los dioses se vieron obligados a reaccionar antes de que el problema fuera a mayores, pero les querían y se veían incapaces de diezmar a sus favoritos, en lugar de eso pensaron en otra cosa aún mejor, que quedo recogido en esos fragmentos de información como “El Engaño”, y que consistió en hacer creer a sus favoritos que aún eran más poderosos de lo que pensaban, que podían hacer múltiples cosas y estar en múltiples lugares a la vez, que mientras su cuerpo estaba en un lugar y en un tiempo, su mente por ejemplo podía estar en otro lugar o en otro tiempo, pensando en qué haría o qué hizo, o donde estará aquel o aquello.

Fue así como los dioses rebajaron enormemente el poder de sus creaciones favoritas dividiéndolas en tres partes, cuerpo, mente y alma, ya que el poder de un todo siempre es mucho más que el de la suma de sus partes y crearon de nuevo el mundo, aunque mucho más frágil, para poder acoger a sus engañadas creaciones y que siguieran pensando que su poder no había menguado.”

Y así era como, aislados del mundo, la orden de “Los Buscadores” aprendían e interiorizaban sus conocimientos, creyendo que nadie iba a interrumpir sus meditaciones ni sus ejercicios, e intercambiaban con las buenas gentes del pueblo todo aquello que no eran capaces de cultivar o cazar para su consumo propio, a cambio de consejo espiritual, protección, un techo donde dormir tras una mala cosecha, o incluso a cambio de escolarizar a sus hijos en el caso de que las familias optaran por ese tipo de vida.

Ese fue el caso de los padres de Delewiel, que con todo el peso de sus corazones, tuvieron que mandar a su hija al templo ya que carecían de recursos para poder mantenerla.

Así decidió el destino que fuera la vida de Delewiel, y ella estuvo encantada con esa decisión. Educación, disciplina, trabajo al aire libre y el descubrimiento de lo que se puede llegar a conseguir cuando se aúnan mente, cuerpo, y alma en un mismo ser.

En el monasterio parecía no pasar el tiempo, la repetición, la paciencia, y la constancia eran los pilares que mantenían a todos esos elfos, y así transcurrieron 120 años más...

Aquel día empezó como cualquier otro, cuando a Delewiel le encargaron recorrer los varios kilómetros que separan al monasterio del rio, nadie podía imaginarse que la guerra se abalanzaría sobre ese lugar de paz. Gritos, fuego y llantos asolaron ese pequeño pueblo que quedó reducido a una amalgama de tierra, piedra, y carne de la mano de una avanzadilla orca ávida de sangre y muerte antes de la gran guerra. Ese fue el horror que vislumbró Delewiel mientras le caían los cubos de agua y las lagrimas a la vuelta de su tarea. Poco más que recoger cuatro pertrechos, comida y bebida quedaba por hacer, pero así lo hizo. Y tras eso emprendió la marcha hacia un nuevo mundo, sola pero firme en sus convicciones y con un propósito inquebrantable, hallar la sabiduría para llegar a la iluminación según las enseñanzas de su templo, para que su fe y su credo no desaparecieran en el olvido.

Delewiel viajó durante décadas por caminos olvidados que la naturaleza había vuelto a hacer suyos, y tras tantos años de meditación, viajes, encuentros, desencuentros, e incontables luchas tanto internas como externas, Delewiel parecía lista para ascender como “Antigua”, que así era como denominaban “Los Buscadores” a las creaciones de los dioses antes de “El Engaño”, por el simple hecho de que así eran en el primer mundo que crearon y que, en caso de poder existir una cronología, hubiera sido más antiguo que este.

Sin embargo, cuando parecía que Delewiel estaba ascendiendo, un estallido de pura luz salió de su cuerpo, como si en lugar de ascender, todo su poder saliera despedido de ella.

Cuando volvió en si estaba en medio del pueblo de Heystad ¿Por qué? ¿Por quién? ¿Para qué? ¿Tal vez la soledad no es el camino a la ascensión? Es algo que Delewiel tendrá que descubrir si esta vez pretende ascender.
Volver arriba Ir abajo
 
Delewiel Peilo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de NWN :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: