Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights - Reinos del Caos
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Kirk Drebbel - El nombre de una flor.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Chirimbolo



Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 17/06/2017

MensajeTema: Kirk Drebbel - El nombre de una flor.    Miér Jun 21, 2017 2:05 am

Cuenta del juego: NeverMcnevface
Nombre del PJ: Kirk Drebbel
 
Descripción física: Nadie conoce el verdadero rostro de Kirk, lleva un yelmo que no puede ser removido de su cabeza. Es su rasgo más notable y fue adquirido producto de un accidente gracias a su ya conocida pobre destreza. A pesar de no tener una cara visible y de vestir guardapolvos o ropas simples, rara vez Kirk pasa desapercibido. Su altura de casi un metro noventa, contextura robusta, espalda ancha, brazos musculosos y su porte tan particular le atraen un buena cantidad de miradas.
 
Descripción psicológica: Hay solo una manera de describir a Kirk. ES RARO. Lleva toda una vida luchando con el estudio de la obra Arcana, cosa que le ha vuelto bastante excéntrico. Normalmente carece de empatía para con otras personas, es bastante literal al hablar y es complicado saber cuando está bromeando o hablando en serio. A pesar de su total fascinación por su ciencia, le cuesta muchísimo permanecer sentado y mucho más mantener la concentración necesaria en una tarea rutinaria que lleve más de media hora. Es normal que se quede soñando despierto o se pierda en sus pensamientos cuando no está en una situación estimulante. Pero compensa todas estas deficiencias gracias a su mente sagaz, su talento innato con las artes, su gran capacidad para superarse y algo de suerte.
 
Objetivos del PJ: Encontrar a la mujer de la flor.
 
Historia:
 
Decidí que la mejor manera de llevar un registro sobre mis andanzas en esta isla era llevar una bitácora. Espero que estos textos ayuden a ordenar mis ideas.
 
Tanto el nuevo Imperio como Rocainfernal pueden irse al diablo. Volví a discutir con mi nueva asistente. La chica gato parece demasiado involucrada en la política local y aunque realmente valoro sus habilidades, tomar partido en asuntos tan delicados por mera empatía es un lujo que no puedo darme, no ahora cuando intento lograr mi más grande obra. No hay nada en una guerra que alguien civilizado pueda ganar. Estos barbaros estan acostumbrados y felices de matarse los unos a los otros enunciando los más abstractos conceptos como el honor y la gloria. Monos con palos afilados, todos ellos. La única forma de ganar una guerra es no morir en ella. Te reto, párate sobre los campos en donde miles murieron y pregunta a los espíritus de que vale el honor y la gloria. Silencio Lizz, esa es la única respuesta que van a darte.
 
Pero ya no estoy en la civilización... Este lugar despierta sentimientos en mí que creí no tener. Por un lado lo detesto, todo aqui esta recubierto de una moral blanda que divide el mundo en un blanco y negro muy alejado de los grises necesarios para el correcto desarrollo de una sociedad. Por otro lado tengo una extraña sensación, como la de alguien que está a punto de hacer un gran descubrimiento, como si hubiera en esta isla un potencial oculto que puedo olfatear pero no digerir en términos lógicos.
 
Quizá lo que más detesto no sea este lugar en sí… sino mi propia ineficacia, mi falta de talento para hacerme entender, y sobre todo, lo  catastróficamente fallido de mi plan para llegar hasta aquí con un gran tesoro con el cual cumplir rápidamente mi objetivo.
 
Mi vida se fue a pique con aquel barco, toda la colección de conocimientos arcanos que había logrado robar del Semillero, paginas y paginas de las más grandes investigaciones, conocimientos y  desarrollos hechos por las mentes más brillantes de este y otros tiempos.. Invaluables… Todo tragado por las profundidades del océano. Náufrago y ebrio gracias a la bondad de un comerciante. Así es como llegué a estas tierras. Que humillacion.
 
No tengo otras palabras más que de gratitud para con esta humillación, porque aunque en condiciones indeseables, estoy aquí. Soy Kirk Drebbel, el analista, el desarrollador, el arcano…. Pero más que nada Soy Kirk Drebbel, el hombre que busca a la mujer de la flor y juro por los dioses que ignoro y la ciencia que respeto. La encontraré.
 
Siempre creí que cuando escribiera los eventos más importantes de mi vida, sería una historia de cómo este analista de baja clase logró superarse y transformarse en un desarrollador digno del semillero, el lugar en donde las más grandes mentes se unen para el desarrollo y preservación de los conocimientos más importantes. En cambio una mujer se las arregló para transformar esta historia de inspiración juvenil en la historia del más letal jardinero enamorado jamás contada. Lo más triste es que ni siquiera se su nombre.
 
Hace tan solo un año, yo trabajaba como clasificador, casi el ultimo orejon del tarro en la sección de arqueología, la número 9 dentro del semillero. El trabajo era coherente con mi talento casi nulo para las tareas de investigación, realmente soy un mal científico, pero eso no evitaba que pasara el dia soñando que algun dia.. algun dia estaria yo trabajando con los grandes. Hace unos meses, ese sueño se volvió realidad. De unas ruinas lejanas llegó a mis manos un artefacto, una pequeña esfera de piedra, ningún arqueólogo la encontró interesante y tras agotar su estudio me la dieron para clasificación y almacenamiento (son las palabras bonitas para decir que era un trasto inútil y pasaria el resto de sus días en algún estante). Gracias a mis manos torpes, el trasto término en el suelo y al romperse liberó unos 8 fragmentos, colocados dentro de manera esférica. Ninguno de nuestros aparatos se percató de esto ya que parecían tener la misma densidad de “la cáscara” en la que estaban envueltos. Emocionado supuse que este seria mi boleto de salida para ganarme un ascenso a alguna sección superior del laboratorio. Me cobre muchos favores, investigue los fragmentos yo solo en cada segundo de mi tiempo libre y al final…. termine con las manos vacías. Parecían totalmente inertes y carentes de propiedades magicas.. experimente con la mayoría de ellos, incluso destruir algunos en pruebas cinéticas (palabras bonitas para decir que los golpee con un martillo). Agotadas las ideas, me deje llevar por la imaginación y enterré uno en mi pequeño jardín con la esperanza de que afectara de alguna manera a las plantas circundantes.
 
Una nueva planta nació en mi jardin, una planta hermosa sobre la cual no existían registros, justo donde había apoyado el fragmento. Informe a mis superiores… una semana después estaba trabajando junto a las 4 mayores mentes del semillero en la sección que aun para los genios era inalcanzable, la sección 1.
 
El Archimago Heimrich decía que esta planta podría cambiar el paradigma actual. Se salía de las proyecciones, las lecturas eran… inverosímiles y si no fuera porque estaba allí junto a ellos jamás hubiera creído que tales propiedades podían ser causadas por la mera existencia de aquella planta.
 
Un buen dia, todos los medidores volvieron a 0, como si la planta hubiera perdido cualquier efecto y ahora no fuera más que una bonita escultura. Dia tras dia…. ni una lectura.. Hasta que finalmente, una mañana, mientras hacíamos mediciones de rutina. La planta zozobró, el tallo comenzó a abrirse, y sin ningún otro aviso de aquel tallo salió una flor blanca, un blanco perfecto envuelto en una radiación azulina aun mas hermosa. La miramos estupefactos y cuando alguno de nosotros estaba pensando en escapar de ese sopor, ocurrió el evento que me trajo aquí. En La sala de pruebas MK45, paredes de 2 metros de Adamantita, presurizada, ubicada a tres kilómetros bajo tierra y guardada celosamente por las más intrincadas barreras mágicas. En esa sala.. junto a la flor… apareció desde un haz de luz que no salía de ninguna parte, acompañada de una música tan cálida como el sol de primavera… una mujer. La más hermosa mujer que yo jamás hubiera visto.  Me miró directamente a los ojos transmitiendo una sensación afable que aún hoy extraño, me sonrió y mientras yo le entregaba mi alma con mis ojos ella tan solo levanto su dedo índice y tocó la flor. Todo se volvió blanco, la sala MK45 y todo a 600 metros de ella; la flor, la mujer, mis colegas, los pobres analistas que caminaban en los pasillos cerra de alli... simplemente todo y todos... desaparecieron. Vacío, el corte de una esfera de luz perfecta que solo dejo… vacio.
 
Estoy enamorado de una flor, una flor que no entiendo, una flor brutal, hermosa, una flor que busco ver otra vez, cueste lo que cueste. Esta vez… estaré preparado para su llegada.
Volver arriba Ir abajo
 
Kirk Drebbel - El nombre de una flor.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Flor de cactus
» Como se puede cambiarse mi nombre en el foro.
» Se puede cambiar el nombre del archivo?
» Nombre de vuestros piggies
» Necesito ayuda sobre el nombre de un aparato

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de NWN :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: