Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights - Reinos del Caos
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Laia Ma'fen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Canica



Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 28/05/2017

MensajeTema: Laia Ma'fen   Miér Jun 14, 2017 9:08 pm

Nombre: Laia
Apellidos: Ma’fen
Sexo: Femenino
Raza: Elfo
Edad: 120 años
Lugar de origen: Gondolin ‘’la roca escondida’’
Descripción física: Cuerpo atlético, piel tensa, sus glúteos respingón, pechos esbeltos, estatura 1,55, piel morena con tonos dorados, su cabello rubio tirando a casi blanco, ojo celeste tan celeste como si fueran zafiros, al mirarla a los ojos tienes la sensación de ver atreves de ellos.
Descripción psicológica: Es una joven elfa, olvidadiza pero astuta, alocada, divertida, risueña, amigos de sus amigos (según si le caen bien), algo mentirosa, tiene debilidad por el oro. Cuando llega a algún lugar le gusta que todos noten su presencia siendo coqueta o simplemente gritando. Es muy responsable cuando se trata de los suyos.  Cuando está en grupo nunca se toma las cosas serias le encanta estar siempre de bromas con alguien. Pero a la hora de la verdad es una chica seria, sabe estar callada en los momentos adecuados aún que a veces sea algo bocazas.  Su trabajo tiene que estar bien acabado si no, no está satisfecha.
 
Laia Ma’fen nació  en las tierras elficas hija de unos adinerados comerciantes, junto a sus cinco hermanas siendo ella la penúltima hermana de todas, empezando desde su hermana mayor; Adela, seguido de su segunda hermana Ára, su tercera hermana Nárie, Laia la cuarta y Eliel la menor. Las cinco hermanas se criaron en los bosques elficos, todas tenían una cualidad algo distinta pero siempre se parecían, mismo carácter, mismos gestos hasta la forma de hablar. Hermanas inseparables, pero nunca dejaban de discutir típico de hermanos.  
Allí vivieron hasta corta edad.  Isildur y Lórien sus padres decidieron que era un buen momento para mudarse, dejando las tierras elficas y su primer comercio, vendían lo típico de una tienda Picara,  aún Eliel la hermana menor era un bebe cuando se mudaron hacia Gondolin ‘’la roca escondida’’ Gondolin estaba situada en la frontera del norte de belenriand. Al Oeste de Gondolin se encontraba el curso superior del gran rio sirion.  Mi padre tenía gran interés en esa ciudad. Algo que parecía extraño durante el viaje, mi padre nos llamaba con otro nombre, nunca le preguntamos por qué?.  Quizás estuviera preocupado de algo o quizás porque alguien nos descubriera. Llegamos a la ciudad y allí mi padre nos enseñó el mundo del comercio. Pasaron los años y mis hermanas fueron creciendo. Mis padres animaron  a mis hermanas mayores a que se casaran y tuvieran hijos. Yo  aún no deseaba encontrar el amor, simplemente me dedicaba disfrutar de aquel lugar. Las montañas Circundantes formaban una alta, casi impenetrable muralla alrededor del valle. Las caras extrañas de las montañas eran rocas escarpadas. En el norte había un pasaje alto y estrecho llamado el Pico de las Ágila.
 Llegaba la noche y mi padre siempre salía de casa, Nárie y yo nos preguntábamos donde iba nuestro padre? Mi madre nunca decía nada, siempre nos distraía con algún juego o nos contaba historias para olvidar, yo le veía vestir entero de negro como si fuera una sombra, no nos permitía entrar en varias habitaciones de la casa estaban cerradas con llaves, yo siempre quería averiguar qué es lo que escondía tras esos cuartos. El siempre desaparecía durante semanas. Con el tiempo aprendí a abrir cerraduras. Pensé que era el momento de averiguar qué es lo que había en aquel cuarto.
Espere a que llegara el día en que mi padre se fuera, me dirigí hasta los cuartos y abrí una de las puertas, allí me encontré:
Plantas, equipo de químico, tarros de cristal,  una mano cortada metida en un frasco, venenos de todo tipo, setas alucinógena, pañuelos para cubrirse el rostro, espadas cortas, dagas, armadura de cuero, guantes.
Encontré un libro en el cual relataba momentos de su vida, en las primeras páginas hablaba de su moralidad, se veía obligado y forzado a cometer aquellos actos una sensación de adrenalina y a la vez de culpabilidad por aquel acto, en sus últimas páginas relataba la sensación de satisfacción que sentía cada vez que arrancaba una vida, decía sentirse como un Dios. Pues tenía el control por una vez sobre alguien.
Desde aquel día entraba en el cuarto secreto de mi padre sin que él lo supiera, por alguna extraña razón me gustaba lo que veía, hasta llegue a experimentar con algún que otro veneno con las ratas de las alcantarillas, llegue a darles setas alucinógenas era bastante divertido, aprendí que con las setas podía divertirme mucho, me di cuenta de que el veneno no era un juego. Pase el resto de mi infancia experimentando y divirtiéndome en aquel cuarto, claro siempre con cautela, siempre sabía que mi padre no llegaría hasta después de una semana y mi madre siempre andaba ocupada con mi hermana menor.
Llego el día de mi cumpleaños, cumplía 120 años ¿sabías que a esas edad ya eres adulto cuando eres elfo?  Pues yo ya lo era, y era libre de tomar mis propias decisiones, mis padres me enseñaron lo básico para sobrevivir en cualquier lugar, aparte de lo que aprendí sola algo que ellos nunca sabrán,  a no tenerle miedo a nada…. (Bueno a nada, no, no supero mi pánico a las arañas).
 Me enseñaron a ocultarme en las sombras, a usar dos espadas y sobre todo me enseñaron que siempre tengo que tener cuidado. Ellos siempre me decían; la vida es una apariencia que luego no es la realidad. 
Me fui por mi propio pie de Gondolin, mis ansias  de conocer mundo me podían, de ver nuevas plantas, animales, todo lo que se cruzara en mi camino,  tener nuevas experiencias en mi vida.

Llegue Ahystor allí vi a Rissel resulto que mis padres y los suyos se conocían, así que confié en ella siempre ha estado pendiente de mí, nunca le falta uno de sus consejos, es como una hermana para mí, me comento que fuera a Heystad, ella desapareció durante un tiempo y al cabo de los días me dirigí  hacia Heystad cuando por el camino me robaron y robaron mis pertenencias, tampoco llevaba mucho encima, pero si me robaron mis plantas, setas y mis venenos. Allí me indicaron donde podía tener mis nuevas ropas, conocí a muchísimos humanos, estaba acostumbrada de verlos pero allí todos son humanos creo que era la única elfa en aquel momento. Pasaron varios días y conocí a Lizz una elfa-gata maravillosa, ella me mostro toda su confianza y para mi es otra hermana gatita a la cual le tengo mucho cariño. Al cabo de los días me volví a encontrar con Rissel a la cual me alegre de verla y la vi con su cabello cortado. Desde entonces seguimos juntas y planeando futuras metas.
Volver arriba Ir abajo
 
Laia Ma'fen
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de NWN :: Rol :: Génesis de los Héroes-
Cambiar a: