Foro del servidor de rol de Neverwinter Nights - Reinos del Caos
 
ÍndiceGaleríaRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 A hierro y fuego.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
lufnur

avatar

Mensajes : 59
Fecha de inscripción : 08/12/2016
Edad : 34
Localización : Entre Málaga y Zanundor

MensajeTema: A hierro y fuego.   Mar Jun 13, 2017 6:01 pm

El sonido del metal contra el metal, el olor a pieles, el calor dentro de la piel incluso cuando fuera caían copos de nieve, el sudor que acompañaba al subir y el bajar del hacha con la que partía troncos de madera para hacer el establo para las mulas.

La aldea crecía poco a poco, ella últimamente estaba más ocupada de lo normal, y los ratos que le quedaban libre los usaba para comer y dormir, en ese orden y siempre con su nueva jarra de cerveza en la mano.

Los cuatro norteños que poblaban el llano en la Taiga, cada vez miraban con menos descaro a Bruto, que se esforzaba en aprender a hablar como ello y a imitarlos en sus formas de trabajar. Él intentaba enseñarles a los bárbaros siempre alguna herramienta que no conocían o forma de hacer las cosas más cómoda. Cuando les explicaba algo en su mal hablado norteño primario, ellos le observaban y parecían esforzarse en entenderle tanto o más que Bruto en hablar su idioma o quizás fuera el mero hecho de observarle con ese gesto de cuando no entiendes algo y no querer descubrir la farsa adoptando un gesto de comprensión en el rostro.

-Esto.. servir… delante y debajo, otra vez más mucho en tronco y esto ser.. es cosa madera de tabla. Es lo que un norteño podría entender cuando Bruto les explicaba cómo funcionaba el serrucho que trajo consigo de Daganoth, ante la atónita mirada de los hombres y mujeres.

En realidad, estas profundas conversaciones siempre acababan igual. Una de las norteñas explicaba cómo decir las cosas realmente en su idioma a Bruto, mientras los dos hombres reían sonoramente, para terminar con un puñetazo en el hombro del que hablaba mal. Pese al leve dolor continuo en su amoratado hombro, a Bruto empezaba a gustarle esa sensación de colegueo entre los norteños. También le gustaba como Lunalesia les miraba. Sentía que agradecía su esfuerzo, tanto por la aldea como por sus compatriotas.
 

Al guerrero le servía además de distracción. Últimamente siempre que iba a Heystad al final acababa hablando de gemas con alguien y vaciando su cajón de ahorros del banco. Aunque eso para él era buena señal, parecía que su negocio, tendría futuro. Pronto debería partir para hacer la entrega y ganas no le faltaban.
Volver arriba Ir abajo
 
A hierro y fuego.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» disp.agua i disp.fuego
» Mirf, el dragón de fuego.
» Del 1385 CV, Año del fuego azul al 1391 CV, Año del Ojo Iracundo
» TRAVERSO Y EL FUEGO SAGRADO...
» Campaña DESCENT. Rastro de Fuego

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Reinos del Caos - Servidor de Rol de NWN :: Rol :: Génesis de los Héroes :: Anécdotas de los Aventureros-
Cambiar a: